X
We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website. If you continue, you agree with our website terms.

Cómo lograr que el cerco eléctrico funcione en una operación mixta de cultivos y ganado

Wilkins Farming Ltd. maneja alrededor de 25.000 animales por vez, por lo cual una buena cerca es fundamental.

La empresa familiar controla un negocio de ganado y de cultivos que abarca varias granjas en la isla sur de Nueva Zelandia. Junto con la crianza y acabado de ovejas, ciervos y ganado bovino, la empresa también aloja a vacas lecheras y cultiva cereales, Brassica y cultivos de semilla de pasto.

El Director Michael Wilkins dice que uno de los desafíos para la operación es tener cercos aptos tanto para las cosechas como para el ganado. La empresa recientemente experimentó con esto al subdividir dos predios irrigados de alrededor de 600 hectáreas.

“Nuestra meta era poner nuevos cercos eléctricos en partes de cada predio para asegurar que todo iba bien antes de cercar al resto”

Lindsay Whyte, Gerente de Territorio de Gallagher On Farm, fue llamada para ayudar a diseñar un sistema que aportaría buen control del ganado además de permitir una operación eficiente de irrigadores laterales de 700 metros.

Estándares de puertas de cordón elástico, alambre de resorte y fibra de vidrio fueron incorporados en el diseño para permitir el recorrido del irrigador. Esto combinado con el uso de productos de alta calidad como los energizantes MX7500 y el alambre recubierto de aluminio altamente conductivo XL asegura que el flujo de corriente al resto de la granja no se vea afectada a medida en que los irrigadores pasen a través de cercos permanentes y temporales.

Michael dice que el sistema es efectivo y fácil de utilizar “Tenemos buen flujo de corriente y buen control del ganado alrededor de los predios”

El dice que la empresa utiliza productos Gallagher en todas sus granjas.